Hasta mañana

Just another WordPress.com weblog

mi última frase tonta. noviembre 30, 2008

Filed under: Uncategorized — shimatsuno @ 2:20 am

102083830_f35e5ffd95Cómo explicarle al corazón que hoy te vas,
Cómo decirle que sin ti puede seguir,
Cómo fingir para que no se de ni cuenta que desde hoy no estarás junto a mí.

Estoy vagando por las calles no se dónde ir.
Desorientado, confundido no se qué hacer…

Y ahora se va, se va y se va…
Y lo más que me duele, que no lo vuelva a ver jamás,

Que difícil es aceptar el adiós de los que amas,
Pero este corazón nunca, pero nunca dejará de buscarte.

Recuerdas esta canción? Sí, me la mandaste a los días del final. Hoy la escuché de nuevo, no sé por qué.  Me acordé de ti porque hoy ganó tu equipo. Los días han pasado y no sé nada de ti. Creo que será mucho tiempo antes de que me vuelvas a hablar. Te conosco y sé que en algún momento habrás pensado en mi, pero ya me habrás olvidado para cuando trates de recordar de nuevo.

Ya se va a acabar el año. Ya se acabó esta historia. ¿Qué más nos falta?

Quiero pedirte que escuches: “La frase tonta de la semana” de La Quinta Estación. Es para ti.

Ya no te escribiré más frases tontas en ninguna semana.

Anuncios
 

Nosotros nos estamos quemando… noviembre 28, 2008

Filed under: Uncategorized — shimatsuno @ 3:17 am

video-2-fuego-camina-conmigoSe que los tiempos no serán como antes. Que seremos simple familia, pero que ya no es igual. Quizás hubieces preferido que tu destino no fuera así.

No creíste lo que te dije, sólo pensaste que fue un cuento: QUE DECEPCIÓN de tu parte. Créeme porque es cierto, estoy cansada de que me pasen esas cosas.

Vives con esa persona que te aleja de nosotras, que te convierte en lo que no eres. Ella es una mierda, la odio, es una destructora. No le deseo el mal a nadie, pero sí a ella, porque se metió en donde no debía, porque consume como si todo fuera suyo, pero no lo es: ES NUESTRO.

Ojalá algún día te des cuenta de tus graves errores. Si algún día volteas para ver si sigo ahí, ojalá que sí. Sino, ya sabes por qué. El tiempo pasa y todo se paga en esta vida. Ella pagará, tú pagarás y yo pagaré. Ella porque es una desgracia, tú por dejarnos de esa forma y yo por creer en una falsa esperanza.

Desde hoy comprendí que no te importa lo que nos ocurra. Finges que vives en una perfección, pero sabes que no es así.

Sólo te pido que si alguna vez reconoces tus errores, sepas pedir disculpas, porque aquí… sí, aquí, hay muchas heridas por sanar.

 

¿Bailamos otra vez? noviembre 27, 2008

Filed under: Uncategorized — shimatsuno @ 4:44 am

380357378_da1495a2f6

Tu pulsera es azul y la mia morada. La miraba y me acordaba cuando te fui a visitar a la clínica. Creo que fui la primera en llegar. Recuerdo que teníamos que hacer tu horario porque justo esa semana era tu matricula.

Viajarás el viernes, creo. ¡Buen Viaje! ¿Sabes algo? Te voy a extrañar.

No entiendo por qué este último tiempo te empiezo a extrañar, recuerdo cuando yo comía HALLS morados todo el tiempo. ¿Te acuerdas esa vez que fuimos a ver “Talkshow”? Ese día fue genial, muy bonito por cierto.

Por momentos lamento tanto haberme ido, dejándote sólo con nuestra mágica y complicada historia. Discúlpame, tenía que irme de todas formas. Pero quiero que sepas que te extrañé muchísimo.

Creo que hay una historia inconclusa. Yo quiero saber cuál será nuestro próximo capítulo, ¿tú? Me parece que estás regresando a mi rayada mente… ¿de nuevo?

Esa noche bailamos hasta decir basta. Te pregunto algo: ¿Bailamos otra vez?

 

56 días en la vida de un frik – Morella Petrozzi noviembre 26, 2008

Filed under: Uncategorized — shimatsuno @ 5:04 am

moreHoy leí este libro. Aquí van algunas partes que me gustaron mucho, creo que porq dicen lo que todavía no puedo o no quiero decir.

1. Levantarse cada mañana y acostarse cada noche para hacer básicamente lo mismo cada día.

2. Siempre me atrajo lo difícil y siempre fui testaruda.

3. No acudí a ayudarlo porque era una guerra que no me pertenecía.

4. La última imagen fue la del gordo agonizante estirando su brazo y su medio brazo hacia el cielo implorando ayuda al que nunca ayuda.

5. Amo a alguien que me esconde.

6. ¿Es que sólo amas cuando estás semiconsciente para no ser cómplice del crimen de un acto prohibido que sólo los valientes osan?

7. Donde lo feo es hermoso y lo hermoso feo.

8. La mujer se encontraba siempre en el mismo sitio, en la misma forma, con la misma cara y la paz de siempre. El tiempo parecía inmóvil.

9. La cruel realidad se le hacía más cruel día a día.

10. Nacía un bebé y el loco se hacía más loco y parecía que un amor se acababa a la fuerza.

11. Todo el que ama tiene pena de muerte.

12. Quedé ciega, manca, coja, y sola, con el corazón en la mano que dejó de existir.

13. Ellas y yo nos sumergimos en un mundo de verdadera paz entre gritos apasionados de amor y danza.

14. Bueno, en efecto el hombre construye y pues también destruye cuando le parece o le conviene.

15. El ladrillo construye ciudades, construye casa y destruye hogares. Destruye vidas.

16. Tengo un cuerpo para no comer y un corazón para no ser amado.

17. Lo que aprendió en la vida es a ser una gran malabarista de situaciones. Es una sobreviviente de una vida que la agota desde hace años.

18. “Cuando la amargura conozca el camino a tu casa, múdate”. No tengo donde ir.

19. Cómo huirle a la amargura y al resentimiento que esta vida me ha dado junto con tanta dicha.

20. Hace horas como si me quisiera decir algo, respira con ritmos de comas y puntos. Mis palabras no se atreven a salir.

21. Mi dolor descansa apacible sobre la cama. Por las noches sufro. Por los días muero.

22. Te añoro aquí tirado como un león herido que tira zarpasos sufriendo un dolor que esta vez pudo más que él. Vuela y vuelve cada vez. Llévate contigo el sabor amargo de mi sangre que sabe a ti.

23. Las palabras quisieras pintarlas. Mi poesía no llega a ti.

24. O es que no puedes decir otras cosas porque las paredes escuchan. Empáchate de mi ausencia y   deja de usar el color de mi hábito. ¿Es todo una cuestión de quién calla? Callo yo y escucho el silencio inquieto de mi pecho. Yo sólo espero. Hoy ya no espero más.

25. Pido agua y me das fuego.

26. Glorioso el día en que te conocí y glorioso el día en el que te pueda dejar.

27. ¿Debo yo aferrarme a ella para que realmente sienta que no está sola en el mundo y que los domingos no son tan feos después de todo? ¿Cómo ser el rayo de luz, la pequeñísima esperanza para salir adelante aunque le parezca imposible? No quiero que se ahogue. Y tal vez yo soy el río turbulento que ella no quiere. Tal vez soy el río seco que no refresca su alma. Le complico la vida que para ella ya es sumamente complicada, y no me lo puede decir. Arráncame de raíz.

28. Silencio poco. Silencio mudo. Silencio loco. Silencio agudo. Soy un “mientras tanto”. Decide pronto que me muero.

29. Quiero pensar en que te rebelaste. Que fue horrible y que no pudieron contigo. Ganaste.

30. No tambalear ante NADIE.

31. Siguen atacándome los temores nocturnos. Ahora es tu sonrisa y el eco de tus palabras: “Viviré lo que tenga que vivir”. Suenan tan convincentes en mis oídos. Átate a mí. ¿Cómo sabes qué es lo que tienes que vivir? Me dices: “Se siente”. ¿Son acaso estos temores los de un paciente pronto a morir. Me quedé pegada a tu corazón.

32. El mejor de los amores te lo doy yo.

33. Sólo recuerdo nítidamente el pasado. El presente nebuloso y el futuro se lo dejo al destino. Siempre logré lo que quise sin titubeos. Hoy ya no puedo.

34. Tan apresurada con corregir “errores” pasados que no te diste cuenta que me moría en tus brazos. Hoy al echarme me di cuenta de que había muerto y que por delicadeza una vez más no grité S.O.S. El presente más querido se te desvanecía frente a tus ojos y tú ni cuenta. Nunca entendiste lo profundo de mi bondad, cariño y amor. Hoy he muerto sin ti a mi lado. Estoy muerta.

35. Vete de una vez para seguir escribiendo de otra cosa que no seas tú.

 

Adiós.

Filed under: Uncategorized — shimatsuno @ 4:31 am

untitled12122121No soy lo que pensaste. Tampoco soy una amiga como esperaste. Fue eso lo que me dijiste. ¿qué más? así, que me sacarías de tu vida y que no querías saber nada más de mi.

Bueno, me dolió mucho, me descuadraste el día, me cagaste la estabilidad: hiciste que mi caminar por esa delgada franja se destruya, para que yo caiga en un precipio y no tenga como salir de esa mierda. Si eso es lo que quieres, hazlo. No me encontrarás, ni te encontraré.

Debes estar odiándome y maldiciendo todo lo que sucedió, en fin, ¿es tu derecho no? Se que cada momento fue maravilloso, pero ya cada uno tomó otro camino. Discúlpame por mis actos impulsivos, será por eso que me di cuenta del daño que te hice. Lo lamento, de todo corazón.

Escucho una canción de Fito: “La despedida”. Nunca leerás este post a no ser que te lo mande por mail. Pero no lo haré, jódete. Esto dice ese loco: Algo se detuvo en punto muerto, fue tan grande ese silencio, fue tan grande el desamor. Restos de un navío que encallaba, yo te quise, yo te amaba, no sé bien lo que pasó. Cuando los jazmines no perfuman, cuando sólo vemos bruma, cuando el cuento terminó. Todo nos parece intrascendente, no es cuestión de edad o de suerte, de esto se trata el amor. Tengo que correr, tienes que correr a toda velocidad…La lluvia es un espejo que me ayuda a verte bien. Oigo tu sonrisa que ilumina el estudio y la cocina entre las copas y el café…Sabe amargo el licor de las cosas queridas, se acabó lo mejor, quién nos quita esta herida, tu me pierdes a mí, yo te doy por perdido, es la hora de huir: la despedida“.

Exacto, esta es la última de las 1000 y un despedidas. Discúlpame si no fui lo que esperabas. Jódete por aprender a valorar las cosas tarde. Suerte en lo que siga de tu vida. Ya no hay cojudos “hasta luego”. Ahora solo está esa fría palabra: Adiós.

 

Todavía hay una esperanza para que seamos felices. noviembre 24, 2008

Filed under: Uncategorized — shimatsuno @ 2:00 am

73357-63306_p1

“No tengo más motivos para darte, que este miedo que me da de no volver a verte nunca más”.

Vuelve un rato más, quiero dormir unas horas allí. Soñemos juntos. Nos merecemos la oportunidad que injustamente nos quitaron. Este amor no ha muerto, aunque por mucho tiempo tuvo ganas de morir. No importa lo demás, sólo nosotros dos y nuestros anhelos por ser felices. Es un amor delicado, pero lo supimos cuidar aún en la distancia (en aquella distancia que tú y yo conocemos).

Hoy, sí sí, hoy te extrañé aunque te tuve muchas horas al frente mío.

 

Es sólo cuestión de actitud!!

Filed under: Uncategorized — shimatsuno @ 12:56 am

dscf2853Es sólo una cuestión de actitud: si lo cuentas no se cumple el deseo.
Es sólo una cuestión de actitud: atreverse a desplazarse en el tiempo
Es sólo una cuestión de actitud: entender lo que está escrito en el viento
Es sólo una cuestión de actitud: ir con taco aguja en pista de hielo
Es sólo una cuestión de actitud: Y no quejarse más de todo, por cierto
Es sólo una cuestión de actitud: atreverse a atravesar el desierto

Tengo rabia que todo se pase y adiós.
Sí, tengo mucha rabia. Sé que esto va a pasar, te olvidarás o, quizás, seré parte de un simple recuerdo.

Es sólo una cuestión de actitud: reírse del fracaso y del oro
Es sólo una cuestión de actitud: no tener nada y tenerlo todo
Es sólo una cuestión de actitud: y nunca nadie sabe nunca nada, para colmo